El secreto de Cayce para mantenerse joven

june-broJune Bro

Cuando la gente escucha decir que tengo 95 años, algunos de ellos dicen: “Te ves 20 años más joven. ¿Cuál es tu secreto?”

Por supuesto que me siento halagada, pero me quedo pensando, “Cuando me miro en el espejo veo arrugas, manchas, flacidez de la piel, adelgazamiento del cabello, y flojedad. Y sé que a mis rodillas no les gusta bajar escaleras”.

Mi primera respuesta  es que tengo algunos genes cálidos de mis abuelos escandinavos.

Mi siguiente respuesta es que cuando nací en 1920, el aire era mucho más limpio y el agua era más pura (que podíamos beber agua del lago Superior cuando nadábamos y acampábamos). Comíamos una gran cantidad de alimentos cultivados localmente y las semillas no estaban muy alteradas, en todo caso.

Mi tercera respuesta viene de una experiencia que tuve a los 23 años de recién casados, mi marido y yo llegamos a Virginia Beach para trabajar con los Cayce y con Gladys Davis. El hijo de Edgar Hugh Lynn Cayce, que había conseguido tener una oficina, ahora estaba en el ejército como parte del apoyo de guerra. Ellos necesitan un poco de ayuda. Decidimos ir.

Yo estaba en el medio de una maestría de música y mi marido estaba en el medio de una maestría en sacerdocio. Dejé mi escuela donde tenía una beca completa y Harmon obtuvo el permiso de un año de descanso de la Universidad de Chicago de la Divinity School para realizar investigaciones sobre la obra de Edgar Cayce (que más tarde se convirtieron en su tesis doctoral). Esta fue la mejor decisión que hemos tomado en nuestro matrimonio de 54 años.

Sin la ayuda y la sabiduría de Edgar Cayce y de sus lecturas, probablemente no estaría vivo hoy. Demasiado estrés no es bueno para el cuerpo o la mente. La filosofía de Edgar me quitaba una gran parte del estrés, miedos y dudas que estaba sintiendo.

June Bro as young womanYo me crié como cristiano, y siempre había amado la iglesia y a Jesús, pero a menudo me preguntaba cómo podría ser como Jesús en 80 o 85 años. Entonces la idea de la reencarnación se hizo real para mí. En mi lectura del Sr. Cayce, él mencionó varias encarnaciones anteriores que me parecían encajar perfectamente. La idea de muchas vidas para trabajar en las relaciones y otros problemas resultó ser un gran alivio para mí. Yo no tenía que ser como Jesús en una sola vida. ¡Más presión fuera de mi!

No se limitó a aliviar solo la presión, sino que también me quitó el miedo de morir. Me di cuenta que había muerto muchas veces. ¿Por qué debía tener miedo? Yo quería gritar a los cuatro vientos: ¡Usted no tiene que temer a la muerte! ¡Otra presión fuera de mí!

Al igual que todos los niños, tenía mucho miedo sobre el cielo y el infierno. El Sr. Cayce quitó la presión de esa cuenta, también. Él dijo lo mismo que Jesús había dicho: hay que aprender a construir el cielo aquí en la Tierra. Edgar Cayce también me enseñó esto: el cielo y el infierno son estados de conciencia. Cuanto más tratamos de vivir el “cielo en la tierra” Jesús decía, la transición de la vida a la muerte será más como nuestro concepto del cielo. Estamos hablando de los frutos del espíritu aquí: amor-amabilidad, alegría, paz, paciencia, bondad, mansedumbre y templanza-todos dada en Galateos 5: 22-23. Si hemos tratado de desarrollar estos frutos, tomaremos estos bellos estados de conciencia con nosotros, y nuestra transición al siguiente reino lo reflejará.

“… Poco a poco, línea por línea, un poquito allí, otro poquito, ganamos lo necesario para el desarrollo en y a través de las fuerzas, lo necesario para la transición que debe llegar a cada cuerpo.” (900-64)

Edgar dijo unas prohibiciones que he tratado de observar. Dijo que nunca se pusiera  leche o crema en el café; nunca beber bebidas gaseosas; nunca comer alimentos fritos. Estoy seguro de que hay otros, pero he tratado de seguir estos tres desde que tenía 23 años. Eso probablemente ha ayudado a mi cuerpo para envejecer bien.

La mente también es un extraordinario regalo para nosotros. Puede ser el instrumento para la elección de los ideales que queremos vivir. Yo doy gracias por las muchas oportunidades que tuve para obtener la sabiduría que necesito para tomar buenas decisiones y sagradas. Quiero ser capaz de ver a Dios en todo el mundo, a pesar de lo que dicen o hacen, y ayudar a traer el Reino de Dios más cerca. El aferrarse a ese ideal es probablemente lo más difícil de todos los intentos de crecer más cerca de Dios y entre sí.

El secreto más grande y el mejor de todos es que podemos hacerlo con la ayuda de Dios, cualquiera que sea el nombre que le llamamos.

To read, “Cayce’s Secret to Staying Young” in English, visit EdgarCayce.org/blog.

La Dr. June Avis Bro halló su vida profundamente afectada al trabajar a diario con Edgar Cayce, cuando ella y su marido Harmon, llegaron a Virginia Beach en 1943. Ella compartió sus intereses con otras personas como consejera pastoral y ministra, así como el uso de sus habilidades en las artes escénicas. Ella tiene un grado ministerial de la Escuela Teológica Andover-Newton, cerca de Boston, y un doctorado por el Seminario Teológico de Chicago. Además de enseñar en seis campus mientras cuidaba de cinco hijos, ella ha sido asistente de investigación en la Universidad de Harvard, ha dado conferencias y ha realizado talleres en muchas ciudades. Ha hecho viajes al extranjero, que la han llevado al Cercano Oriente y China, y ha servido como pastor. Como  pianista de concierto, ha servido como personal de música en las iglesias de la mayoría de las principales denominaciones protestantes y basa su experiencia en las artes para irradiar mitos, símbolos y sueños. A los noventa años de edad, lanzó su primer CD de piano titulado “Sonidos del alma”, que se vende en la librería  A.R.E. Su columna para la revista Venture Inward de A.R.E., “El arte de vivir” se basa en su lectura dada por el Sr. Cayce en 1944. Ella escribió el prólogo de la reedición de un libro “Un vidente fuera de estación” escrito por Harmon Bro.

Anuncios

3 pensamientos en “El secreto de Cayce para mantenerse joven

  1. La verdad es esa bien dicha por la senora.ojala’ todos podriamos comprender que tan solo cumpliendo esas tres recomendaciones de del sr Cayce que son extraordinariamente verdaderas recocidas ahora por la ciencia actual podriamos lograr grandes veneficios para nuestra salud.estas son: 1 no mezcles tu cafe con leche. 2 no tomes sodas 3 no comas frituras y tambien podriamos agrear otras como evitar las carnes rojas.mirar a esta senora es el ejemplo mas grande.

  2. El dia 23/11/2016 en Rosario, Argentina, finaliza su obra autista, género, Psi, Myriam Mara Morán, (Psiquica – mediumnica). dedicada al Maestro Edgard Cayce. Es una presentación que sintetiza 52 años de labor, basada en la Informatica Genética. Su hallazgo visionario es una nueva naturaleza del hombre presentando sus hechos rotundos que hacen que lo editado en 1989 adelantado en diez y veinte años. ( escucha, escribe, y pasados los años, recibe certificaciones).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s