La mente intuitiva

Mark Thurston, PhD

¿Cuál es la esencia de este trabajo? En seis palabras,  vivir fuera de la mente intuitiva.

Hay tantas enseñanzas y métodos sobre la transformación personal. ¿Por dónde empezar? ¿Cuál es la esencia de este trabajo? Hace diez años tuve la oportunidad de escribir un manuscrito acerca de los principios fundamentales en la filosofía de las lecturas de Cayce. Fue publicado con el título de El Edgar Cayce esencial (The Essential Edgar Cayce), y trata de responder a esa pregunta. Pero un libro es largo y sospecho que la mayoría de los lectores no llegarían lejos con una respuesta tan directa y sencilla como sería de desear. Déjenme intentarlo de nuevo aquí, en un formato mucho más conciso.

Si tuviera sólo la mitad de una docena de palabras, yo propondría que las lecturas de Cayce nos invitan a hacer un viaje de transformación personal y esa búsqueda depende de la vida fuera de la mente intuitiva. Vamos a considerar lo que la mente intuitiva es.

Mientras que la mente racional, analítica tiene la habilidad de desglosar la información  en partes y ver cómo las partes se rigen por la ley de causa y efecto, la mente intuitiva se refiere a la totalidad de la vida; percibe la interconexión esencial de las cosas. Esta capacidad de percibir y relacionarse con la unidad hace que la mente intuitiva sea un aliado vital en la obra de transformación personal. Sin duda, hay muchas situaciones en las que necesitamos la mente analítica, sólo para funcionar en el mundo diariamente. Sin embargo, la transformación personal implica en última instancia convertirse en una persona completa y encontrar su lugar en la gran Integridad de la existencia. Vivir fuera de la mente intuitiva es indispensable en ese trabajo.

20160414_120608

¿Qué más se puede decir de la mente intuitiva? Por extraño que pueda parecer, es “lógica”, pero lógica en el ámbito de dimensiones superiores, en los estados más profundos de la realidad que las familiares tres dimensiones donde la lógica analítica es tan eficaz. En la cuarta dimensión (que Cayce llama el reino de las ideas) o la quinta dimensión (que podemos especular es el reino de los ideales e intenciones), la mente intuitiva crea una “lógica” con sus-propias maneras ordenadas y lícitas de navegación.

Así que, ¿cómo podemos hacer todo esto más práctico? ¿Cuáles serían algunas medidas activas para promover la transformación personal eligiendo intencionalmente  vivir fuera de su mente intuitiva? Considera la aplicación de uno o más de estos tres ejercicios o disciplinas.

Usa tu mente intuitiva para escuchar a otras personas. Deja espacio en la conversación, y no tengas prisa por hacer un asesoramiento o dar respuestas. El hijo de Edgar Cayce, Hugh Lynn  hablaba a menudo en conferencias sobre la intuición, “La forma más elevada de la capacidad psíquica es saber cuándo mantener la boca cerrada.” La intuición no consiste tanto en sintonizarse psíquicamente para obtener datos o soluciones. A veces es saber “cómo ser” con alguien con el lenguaje corporal que expresas, y a veces es sólo mantener un silencio cuidadoso. Si te encuentras preguntándote, “¿Qué debo esperar obtener cuando estoy escuchando intuitivamente?” entonces es probable que estés formulando la pregunta equivocada. La mente intuitiva está más preocupada por lo que puede dar a la situación en cuestión.

Confía en tus instintos para saber cuándo ser espontáneo y creativo. Toma algunos riesgos para vivir “fuera de los límites” de lo que es seguro y normal para ti. A la larga, la transformación personal significa abandonar la rutina, los condicionamientos y las formas automáticas en las que vivimos. La mente racional acostumbrada a los hábitos se mantiene atrapada en lo que es familiar y en perder el tiempo. Vivir fuera de la mente intuitiva es la manera de ver nuevas posibilidades, conseguir la fuerza de voluntad para romper algunos hábitos y crear nuevos patrones.

Haz que tu vida onírica nocturna sea tan importante como tus gustos de fantasía en programas de televisión, novelas o deportes. Tu mente intuitiva está activa en la noche, dando forma a las experiencias con propósito, son experiencias instructivas que tienen un enorme potencial para promover tu transformación personal. Pero, ¿estás recordando tus sueños? O, incluso si lo haces, ¿Les prestas la suficiente atención y cuidado? ¿Qué pasaría si se dejas de atender  la trama de tu programa favorito de televisión, novela de misterio, o equipo deportivo, y luego inviertes ese tiempo y energía en trabajar en tus sueños – las orientación real de tu mente intuitiva?

Evita los escollos. Por supuesto que hay peligros potenciales al ser cada vez más consciente de tu mente intuitiva. Se puede caer en una fascinación con el ESP y la utilización de los poderes psíquicos. Esa nunca fue la intención de las lecturas de Cayce cuando nos animaba a apreciar la función intensificadora del alma intuitiva. Otro peligro es que podríamos tratar simplemente de “vivir en” la mente intuitiva en lugar de “vivir fuera de” la misma. Esta distinción en las preposiciones es crucial. No hay que retirarse a un mundo privado de la imaginación intuitiva. Usada propiamente para la transformación personal la mente intuitiva nos permite vivir en el mundo con mayor sensibilidad, creatividad y beneficio en el conjunto de la existencia.

This Intuition blog in English can be found at EdgarCayce.org/blog.

Mark Thurston ColumnMark Thurston, PhD, es un autor, psicólogo y educador que trabajaba en A.R.E. y en la Atlantic University desde 1973 hasta 2008. En la actualidad es miembro de facultad en el Centro de la Universidad George Mason para el Avance del Bienestar donde imparte cursos sobre la conciencia, la atención y la espiritualidad. Aparece en el curso de aprendizaje en línea Edgar Cayce “Descubrir el propósito de su alma” y el creador de “Descubrir tu misión en la vida” en DVD. Información adicional  acerca de su trabajo se puede encontrar en MarkThurston.com.

 

Anuncios